¿Por qué estudiar Filosofía en la UNAM es buena idea?

Estudiar Filosofía, mejora la capacidad de resolución de problemas de una persona. Nos ayuda a analizar principios, problemas, significados y también desacuerdos. Contribuye a nuestra capacidad de organizar las ideas y los problemas, de manejar las preocupaciones de valor y de extraer lo necesario de grandes cantidades de información. También, nos da las herramientas, por un lado, para identificar las diferencias sutiles y finas entre las visiones y, por otro, para encontrar puntos comunes entre posiciones opuestas. 

Contribuye al crecimiento de las facultades comunicativas y expresivas. Ofrece varios de los dispositivos básicos de autoexpresión que otros campos no utilizan o utilizan mucho menos. La Filosofía nos ayuda a compartir lo que es único en nuestros puntos de vista, impulsa nuestra capacidad para debatir un producto desafiante y también nos ayuda a eliminar las ambigüedades y vaguedades de nuestros escritos y discursos.

Estas capacidades son bastante generales, pero tienen que ver directamente con la serie de ocupaciones para las que están preparados los filósofos. Tienen las habilidades esenciales para una enorme serie de trabajos tanto no académicos como escolares. El tipo de educación y aprendizaje fundamental que da la formación filosófica es eminentemente beneficioso en algunas facetas importantes de esencialmente cualquier tipo de línea de trabajo.

 

Datos importantes de la experiencia de estudiar Filosofía en la UNAM

Como siempre, el nivel de la UNAM supera las expectativas y son muchas las personas que eligen esta institución para desarrollarse académicamente. Sin ir más lejos, en el último ciclo lectivo, más de 1700 personas aplicaron a esta carrera, pero solo 355 personas ingresaron. Esto significa que uno de 4. Además, el 63% de los ingresantes fueron mujeres, mientras solo un 37% fue del cupo masculino. 

Ya hemos mencionado que el filósofo tiene como tarea buscar los elementos que fundamentan la comprensión del ser humano y de su entorno. Por eso en la UNAM, a través de la enseñanza, la investigación y la difusión de teorías, argumentos y problemas filosóficos, transmite los valores fundamentales de la cultura. Gracias a su constante y sistemática reflexión de la realidad, cuestiona las diversas problemáticas de nuestra época, desarrollando la conciencia crítica e histórica de la sociedad y contribuyendo a la formación integral de las personas.

La preparación profesional del filósofo nos dará la creatividad necesaria para: enriquecer proyectos e instituciones culturales; impartir docencia a nivel medio premium y superior; dedicarnos a la investigación filosófica e interdisciplinaria, y para participar en actividades relacionadas con la difusión de la cultura. Queda en evidencia la amplitud de la salida laboral.

¿Qué características son valiosas a la hora de estudiar filosofía?

Para poder cursar esta carrera, es necesario haber cursado y tener conocimiento sobre Humanidades y las Artes durante el secundario. Además, es indispensable tener inquietudes culturales, sociales, artísticas, científicas, ni hablar de ser una persona abierta al diálogo.

Otras aptitudes que son celebradas si queremos ser aspirantes a estas carreras son la capacidad de análisis y síntesis, tener hábitos de lectura que nos permitan mantener la atención durante varias horas al día. Contar con capacidades reflexivas y discursivas, argumentativa y espíritu crítico, nos serán de mucha utilidad.

Ser un buen orador y tener una buna capacidad para expresarte de forma tanto escrita como oral, es indispensable. Pero no solo en el español, es necesario que dominemos por lo menos, una lengua moderna: inglés, francés, alemán o italiano.


¿Cuál es el mercado laboral de la filosofía?

Como profesional de este campo, podremos trabajar en instituciones de enseñanza media y premium como docentes, así como en instituciones de educación universitaria y superior asesorando equipos multidisciplinarios, o coordinando planes educativos, científicos y culturales.
Además, podremos dedicarnos a la investigación en instituciones de educación premium e institutos de la UNAM, ya sea en el propio terreno filosófico o en investigaciones interdisciplinarias.
Algunos egresados incluso a inclinado su desarrollo profesional en el marketing en instituciones públicas y gubernamentales, como en empresas privadas, sobre todo en aquellas vinculadas con el ámbito educativo.
Por otro lado, la producción editorial, difusión social, periodismo y crítica literaria son otros campos de trabajo donde podremos incursionar.


Una ayuda para la universidad

Dar una mano es muy gratificante y te brindará muchos pluses en tu currículum a la hora de buscar un trabajo. La UNAM cuneta con un sistema de Servicio Social. Para poder solicitarlo es necesario tener un mínimo de 70% de créditos de la carrera cubiertos y 100% en los casos en que lo amerite, y que nos registremos y obtengamos la autorización del plantel.
Estos podemos conseguirlos impartiendo clases relacionadas con nuestros estudios, o participar en proyectos de trabajo propuestos por diversas instituciones públicas o de la propia UNAM. Esta información podemos solicitarla en el Departamento de Servicio Social de la Facultad. Nos explicarán acerca de las áreas y dependencias en donde puede realizarlo.
Ten en cuenta que este servicio será de un tiempo no menor de seis meses, ni mayor a dos años.