Los mejores mexicanos de la historia en la MLB

El béisbol ha sido un deporte popular en México durante mucho tiempo. Desde Mel Almada, quien hizo su debut en las Grandes Ligas en 1933, hasta más de una docena de jugadores de ascendencia mexicana que aparecieron en un juego en 2020, el flujo de talentos del béisbol de México a los Estados Unidos ha sido constante. Sin embargo, el país ha producido significativamente más talento desde el montículo del lanzador que desde la caja del bateador a lo largo de los años. A continuacion hablaremos de los mejores mexicanos de la historia en la MLB.

En este artículo, no incluí a jugadores con ascendencia mexicana (como Nomar Garciaparra) o jugadores como Adrián González, quien nació en los Estados Unidos pero vivió en México parte de su infancia.

1) Fernando Valenzuela, sin dudas, uno de los mejores mexicanos de la historia en la MLB

Lugar de nacimiento: Navojoa
Años jugados en la MLB: 1980–87
Camino a la MLB: Comprado por los Dodgers el 6 de julio de 1979.
Posición: Lanzador abridor
Reconocimientos: Premio Cy Young (1981), Novato del año (’81), All-Star (1981–86), Silver Slugger (’83) y Gold Glove (’86)

El jugador más distinguido proveniente de México es Fernando Valenzuela. Un abridor excéntrico, la popularidad de Valenzuela lanzó la “Fernandomanía” cuando saltó al estrellato en 1981. Fue entonces cuando registró victorias de juegos completos para los Dodgers en sus primeras ocho aperturas (incluidas cinco blanqueadas). El jugador de 20 años terminó esa temporada acortada por huelgas con marca de 16–9 con ocho blanqueadas y 180 ponches, el máximo de la liga, para convertirse en el único lanzador en la historia en ganar el premio Cy Young y los honores de Novato del Año en la misma temporada.

2) Bobby Ávila

Lugar de nacimiento: Veracruz
Años jugados en la MLB: 1949–59
Camino a la MLB: Llegó a los Indios de la Liga Mexicana antes de la temporada de 1948
Posición: Segunda base
Reconocimientos: All-Star (1952, ’54 y ’55)

El primer jugador estrella de las Grandes Ligas de México fue Bobby Ávila, quien tuvo una carrera de 11 años e inicialmente atrajo el interés de los Dodgers. Ávila finalmente llegó a los Indios en 1948, debutó en las Grandes Ligas en 1949 pero no se convirtió en titular hasta 1951. Aprovechó al máximo el trabajo de segunda base titular, bateando .304 y terminando décimo en la votación de MVP de esa temporada. Al año siguiente, fue All-Star por primera vez y lideró la liga en triples.

En 1954, Ávila fue un miembro fundamental de los indios campeones de la Liga Americana. Lideró la liga con un promedio de .341, el más alto de su carrera, y fue tercero en la votación de MVP (aunque tuvo problemas en la Serie Mundial, con solo 2 de 15 en cuatro derrotas consecutivas ante los New York Giants).

3) Vinny Castilla

Lugar de nacimiento: Oaxaca
Años jugados en la MLB: 1991–2006
Camino a la MLB: Comprado por los Bravos el 19 de marzo de 1990.
Posición: Tercera base
Reconocimientos: All-Star (1995 y 98) y Silver Slugger (1995, ’97 y ’98)

El mejor toletero de las Grandes Ligas de México es Vinny Castilla. Los 320 jonrones de su carrera son más del doble que cualquier otro jugador nacido en México, y su récord de una temporada de 46 jonrones en realidad supera los totales de carrera de todos los jugadores de México, excepto cinco. Castilla fue uno de los toleteros de los cacareados “Blake Street Bombers” de Colorado y tuvo tres temporadas consecutivas con al menos 40 jonrones entre 1996 y 1998. Fue el mejor jugador adquirido por los Rockies en el Draft de Expansión de 1992.

Después de que Castilla dejó Colorado en 2000, rebotó en la liga. Jugó para los Rays (2000-01), Astros (’01), Bravos (2002-03), Rockies (’04), Nacionales (’05), Padres (’06) y Rockies (’06). Tuvo un resurgimiento cuando regresó a Colorado en 2004, liderando la Liga Nacional con 131 carreras impulsadas y bateando 43 dobles, el máximo de su carrera.

4) Teddy Higuera

Lugar de nacimiento: Los Mochis
Años jugados en la MLB: 1985–94
Camino a la MLB: Comprado por los Cerveceros el 13 de septiembre de 1983.
Posición: Lanzador abridor
Reconocimientos: All-Star (1986)

Teddy Higuera se hizo un nombre tan pronto como se unió a los Cerveceros, pero un comienzo tardío en cuanto a la edad y las lesiones erosionaron lo que podría haber sido una carrera de superestrella. Higuera llegó tarde a los entrenamientos de primavera en 1984 debido a problemas de inmigración en la frontera entre EE. UU. y México, pero se hizo un nombre con un campamento fuerte y casi llega al equipo. En cambio, debutó en 1985 como un novato de 27 años y tuvo marca de 15–8 para terminar como segundo en la votación de Novato del Año de la Liga Americana.

Higuera tuvo marca de 54-30 en 100 aperturas durante las siguientes tres temporadas. Eso incluyó 20 victorias en 1986, cuando terminó segundo en la votación del premio Cy Young e hizo su única aparición en el Juego de Estrellas. En ese Juego de Estrellas, fue ponchado por su compatriota Fernando Valenzuela. Higuera tuvo 240 ponches, el máximo de su carrera, en 1987.

Se sometió a una cirugía de espalda y problemas de tobillo en 1989, y nunca volvió a ser el mismo. Un manguito rotador desgarrado en 1991 lo obligó a dejar toda la temporada de 1992, y solo lanzó en 25 juegos más antes de retirarse después de no poder asegurar un lugar en la lista de Grandes Ligas para 1995. En nueve temporadas, Higuera registró un récord de 94–64, y su porcentaje de victorias de .595 es el mejor para un lanzador nacido en México con al menos 40 aperturas. Fue incluido en el Salón de la Fama del Béisbol Profesional Mexicano en el 2011.

 

5) Aurelio Rodríguez

Lugar de nacimiento: Cananea
Años jugados en la MLB: 1967–83
Camino a la MLB: Comprado por los Angelinos el 12 de agosto de 1966.
Posición: Tercera base
Reconocimientos: Guante de oro (1976)

Aurelio Rodríguez era conocido como uno de los mejores antesalistas defensivos de su tiempo, pero solo ganó un premio Guante de Oro porque el miembro del Salón de la Fama Brooks Robinson se llevó la mayoría de los honores durante el mejor momento de Rodríguez. Rodríguez debutó a los 19 años en 1967 y se convirtió en un habitual en 1969. A partir de ahí, construyó una sólida carrera de 17 años que lo vio jugar más de 2000 partidos.

Rodríguez llegó con los Angelinos, pero pasó la mayor parte de su carrera con los Tigres (9 temporadas) y ayudó a los Yankees a hacer apariciones consecutivas en la postemporada en 1980 y ’81. En la Serie Mundial de 1981, Rodríguez bateó .417 pero los Dodgers se adjudicaron el campeonato. A lo largo de su carrera, solo bateó .237, pero un porcentaje de fildeo de .964 lo convirtió en un activo valioso.

Después de su carrera como jugador, Rodríguez se convirtió en entrenador de las Ligas Mexicanas. Ganó un campeonato allí en 1991 y fue elegido miembro del Salón de la Fama del Béisbol Profesional Mexicano en 1995.