Viva Mexico

De compras por Ciudad de México

La Ciudad de México, constituye uno de los destinos más interesantes del mundo en lo que se refiere a las posibilidades de ir de compras. La oferta es muy variada y los precios interesantes. Hay multitud de zonas de la ciudad dedicadas a hacer de las compras una experiencia gratificante, y cuenta con algunos de los mayores centros comerciales de América Latina.

Plaza-Satélite

Plaza-Satélite

La capital federal es una ciudad muy grande y resulta difícil moverse por ella sin conocer mínimamente sus sistemas de transporte. Cuenta con un servicio de metropolitano eficaz y asequible que, además, está conectado con otros sistemas de transporte en determinados Puntos Intermodales conocidos popularmente como “paraderos”.

El IVA que se aplica es del dieciséis por ciento para los productos en general y un tipo reducido del once por ciento para ciertos artículos. Generalmente estará incluido en los precios, aunque conviene preguntar para asegurarse. Los ciudadanos extranjeros pueden solicitar la devolución de ciertos impuestos en lo que se conoce como “tax back”.

Quien tenga entre sus preferencias los artículos tradicionales de la cultura popular mexicana, debería conocer los “tianguis”. Son mercados al aire libre formados por decenas o incluso centenares de puestos, que se instalan provisionalmente en calles y plazas durante un día de la semana. En un tianguis tradicional se encuentran toda clase de productos de consumo popular. En los últimos tiempos han evolucionado bastante, encontrándose en la actualidad algunos especializados en productos concretos, como la ropa o los repuestos para automóviles. En este ambiente una solicitud de tarjeta de crédito le servirá de poco, y los precios dependerán en buena medida del buen uso de una tarjeta de pago y la habilidad para el regateo.

 

Si se trata de comprar artesanía, quizá la mejor opción sea el Centro Artesanal “La Ciudadela”, que es un mercado cubierto y permanente dedicado en exclusiva a la venta de la artesanía tradicional procedente de todo el territorio mexicano. Allí encontraremos cerámica, textiles, trabajos en madera, en obsidiana y en plata y, por supuesto, los tradicionales “rebozos”, mantones de la vestimenta tradicional que toda mujer mexicana ha lucido alguna vez.

Uno de los productos más apreciados de México son los trabajos de orfebrería en plata mexicana, famosa internacionalmente por su calidad. Para adquirir joyería de este tipo, lo mejor es acudir a establecimientos de platería que ofrezcan garantías y certificaciones de procedencia. También es importante asegurarse de que las piezas lleven sus números de contraste, ya que indican la pureza del metal y, por lo tanto, su precio.