Viva Mexico

Cómo mantener alejadas las espinillas del rostro durante el verano

 

A la hora de broncearnos al sol, tener espinillas en el rostro es todo lo que no queremos y para poder mantenerlas lejos del rostro y de cualquier otra parte del cuerpo, es necesario saber por qué pueden aparecer y qué hacer ante su presencia.

Las espinillas surgen a raíz de una inflamación en la piel. Aparecen más en el rostro, sin embargo aparecen también en el pecho, hombros y espalda. A este cuadro se lo denomina acné, y aunque puede aparecer en cualquier momento y a cualquier edad, suele ser más común durante la adolescencia, en pleno período de la pubertad.

¿Por qué suelen  salir espinillas durante la adolescencia?

La espinilla surge más comúnmente durante la pubertad, porque es la época del aumento de las hormonas y eso estimula a las glándulas sebáceas, que terminan produciendo más grasas para hidratar la piel. Ese exceso de grasa en contacto con las células muertas termina tapando los poros, atrayendo bacterias que producen el acné.

¿Cuáles son los síntomas del acné?

  • Puntos negros en la etapa inicial
  • Picazón en la zona afectada
  • Espinillas
  • Pústulas (son espinillas con pus)
  • Abscesos

¿Cómo prevenir las espinillas?

Digamos que el acné es la suma de un exceso de grasa con la acción de bacterias que afectan la salud de la piel. Es necesario entonces cuidarla y prevenir esa situación para evitar problemas mayores.

Controlar el tiempo durante el cual se está expuesto al sol es una buena prevención. Como los rayos ultravioletas del sol actúan como un antibacteriano, ayudan a secar las espinillas que hayan aparecido. Pero, ¡cuidado! Porque el exceso estimula la oleosidad y, en consecuencia, la aparición de bacterias.

La higiene de la piel es otro factor determinante: la polución y los residuos de cremas suelen  obstruir los poros.  Una buena limpieza del rostro  con el producto adecuado será fundamental para mantenerla libre de cualquier bacteria. Eso debe hacerse al menos dos veces al día, pero es importante no exagerar, porque lavarlo varias veces al día hará un efecto contrario: al quitar la oleosidad protectora natural de la piel, ésta estimula la seborrea para protegerse, y eso es todo lo que las espinillas necesitan para continuar allí!

En el caso de las mujeres, es muy importante usar maquillaje de buena calidad y acorde al tipo de piel. Pero más importante aún es quitarse todo el maquillaje antes de irse a dormir, para permitir que los poros respiren libremente.

La alimentación es otro factor importante para tener en cuenta. Aunque no haya pruebas científicas que comprueben que determinados alimentos actúen en forma directa sobre la aparición del acné, es cierto que algunas personas reaccionan de una forma diferente ante alimentos que contengan mucha grasa y sus rostros terminan ganando más oleosidad. ¡Y eso es un caldo de cultivo para las espinillas!

El chocolate, considerado por muchos como un gran villano para la aparición del acné, no es tan villano. En realidad, eso es un mito! Comer chocolate hace bien, es un placer que todos deben disfrutar. Lo que no se debe es comerlo en demasía, puesto que contiene grasas y, recordemos, el exceso de grasas produce una oleosidad que termina siendo negativa para la piel.

Por ese motivo, se debe tener mucho cuidado en la gastronomía, para que no afecte de manera negativa en la salud de la piel. Tener en cuenta que, cualquier exceso, podrá ser un  enemigo para el rostro.

Las espinillas pueden sorprendernos a cualquier edad

Es importante recordar que, si bien la adolescencia  es el período más común para la aparición del acné, en la edad adulta algunos factores pueden provocar su aparición:

– el estrés es un gran villano para el organismo y para el acné adulto

– la etapa del post parto, debido a los cambios hormonales en la mujer

– la menstruación, por el mismo motivo

Un punto aparte merecen los medicamentos. Sucede que el uso de algunos corticoides y antiinflamatorios puede causar reacción s colaterales en algunas personas, como inflamación en la piel conjuntamente con la aparición de espinillas. Siempre será fundamental conversar con el médico para ver la opción de un cambio de medicamento y el uso concomitante de productos que ayuden a disminuir el acné mientras se esté en tratamiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − fifteen =