4 FACTORES QUE NOS PUEDEN AYUDAR A HACER FRENTE A UNA CRISIS ECONÓMICA

El escenario actual de la economía global y nacional no es el mejor, ya que se ha visto afectado por diversas situaciones, empezamos con los confinamientos provocados por la pandemia de Covid-19, los cuales paralizaron una gran cantidad de actividades y que aun no nos hemos recuperado del todo, pero ahora se suma a la fórmula el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, que a pesar de que no involucra a México directamente, la verdad es que no estamos exentos de los impactos económicos que genere.

Todas estas situaciones han provocado que en el mes de abril la inflación en el país alcanzará un nuevo máximo histórico respecto a los últimos veinte años, esto significa que el precio de los productos y servicios se han incrementado por arriba de los sueldos de la población, lo que provoca que su poder adquisitivo se debilite.

Es por ello que durante estas etapas de incertidumbre, las decisiones económicas que toman las personas suelen ser más delicadas e importantes y aunque no hay una única regla para recobrar la estabilidad, existen algunos factores que no se pueden ignorar si es que queremos tener una buena salud financiera:

  • PRIORIZAR LAS NECESIDADES

Al salir a la calle, es fácil darnos cuenta que prácticamente todo lo que nos rodea está diseñado para hacernos consumir, pero muchas de estas cosas y servicios no satisfacen ninguna necesidad real y su adquisición sólo será la consecuencia de un impulso, que a la larga si nos permitimos sucumbir ante él de forma constante provocará una inestabilidad económica, por lo que debemos tomar un tiempo para definir qué bienes y servicios son de primera necesidad en nuestras vidas y priorizarlos sobre los gustos esporádicos.

  • PRESUPUESTOS

Son herramientas que precisamente nos ayudarán a facilitar la identificación de cuáles son nuestra necesidades, así podremos saber si contamos con un margen para el ahorro o si por el contrario estamos viviendo por encima de nuestras necesidades. Es importante que al planificar no comparemos nuestra situación con la de otras personas ya que nuestras necesidades pueden ser muy distintas.

  • APRENDER A USAR LAS TARJETAS DE CRÉDITO

Las tarjetas de crédito pueden asustar a muchas personas, pues han escuchado o vivido situaciones de endeudamiento con ellas, sin embargo son herramientas que nos pueden llegar a ser muy útiles si sabemos utilizarlas, pues además de ayudarnos a enfrentar grandes gastos sin perder liquidez inmediata, el tener un buen historial crediticio y no aparecer en el buro de credito nos pueden abrir puertas a mejores condiciones de préstamos.

  • INGRESOS ADICIONALES

No significa que tengamos que salir corriendo a buscar un segundo empleo, sino que busquemos otras alternativas que puedan compaginar fácilmente con nuestra rutina y para esto el internet nos puede ser de gran ayuda, pues gracias a él existen nuevos modelos de negocios, por ejemplo podemos ganar dinero subiendo contenido a redes sociales, o vendiendo fotografías a bancos de imágenes o incluso crear una tienda en línea de prácticamente cualquier cosa y si nos ponemos a buscar un poco más de información encontraremos alternativas que además de hacernos ganar dinero nos ayuden a reducir los costos de nuestra factura de la luz, como es el caso de la instalación de sistemas de autoconsumo, a través de los cuales podemos independizarnos de la compañías energéticas y por lo tanto de la fluctuación a al alza de sus precios, pero eso no es todo pues en caso de que se produzca más energía de la que necesitamos, este excedente se puede vender a las misma compañías, permitiéndonos rentabilizar el sistema.

Existen muchos otros factores que podríamos considerar, pero la lista sería interminable, pues como ya hemos mencionado anteriormente las situación de cada persona es distinta, sin embargo existen dos elementos que estarán presenten en la mayoría y son la educación financiera y la tecnología, por ello debemos invertir nuestro tiempo en aprender a usar ambos elementos a nuestro favor, solo así podremos hacer frente a las crisis económicas y estar preparados para la siguiente.