¿Cómo equipar la oficina de manera sencilla y económica?

La oficina es el lugar en el que pasamos gran parte de nuestro día. Allí debemos concentrarnos y ser productivos para poder sacar provecho de nuestra jornada laboral. Por eso es tan importante que sea un espacio confortable donde nos sintamos a gusto.

Al momento de pensar cómo amueblar nuestro espacio de trabajo, hay muchas variables a tener en cuenta. Debemos considerar el espacio, el presupuesto, las actividades que realizamos y nuestras necesidades. 

En esta nota repasamos algunos consejos para equipar nuestro despacho de manera eficiente. De esta manera, estaremos en condiciones de montar un espacio de trabajo agradable y cómodo que se adapte a nuestra actividad. 

El escritorio

Este es un punto fundamental para comenzar a pensar en el armado de nuestra oficina, ya que allí estamos sentados trabajando la mayor parte del día. Si estamos pensando en comprar escritorios baratos debemos estar seguros de que sean de buena calidad. 

Un escritorio sencillo es una gran opción si sabemos que no lo ocuparemos con una gran cantidad de objetos. Es importante mantener la organización de este espacio en particular, ya que el orden es un gran aliado de la concentración. 

Si tenemos una PC de escritorio, debemos conseguir un buen escritorio para computadora. Es importante que tenga una altura apropiada para que podamos utilizarlo cómodamente. Hay muchos escritorios baratos a los que se les puede ajustar la altura de acuerdo con nuestra comodidad. 

La iluminación

Aunque en general pase desapercibida, la iluminación es un factor clave a la hora de habitar un espacio. Si tenemos una mesa de estudio grande, debemos pensar en una fuente de luz que cubra todo el espacio de trabajo. 

Si nuestro espacio cuenta con una ventana, es una buena idea ubicar nuestras mesas de computadoras al lado de ella. De esta manera, aprovecharemos al máximo la luz natural, lo que mejorará nuestro rendimiento. 

En el caso de que trabajemos sobre papeles, podemos pensar en ubicar lámparas de escritorio en nuestra mesa de estudio, para evitar cansar nuestra vista. Al estar leyendo, lo mejor es que la luz provenga de una fuente cercana.

La decoración

Es importante que nuestro espacio de trabajo esté decorado según nuestros gustos. Elegir un criterio (moderno, clásico, antiguo, etcétera) y mantenerlo es un primer paso para pensar en la decoración. 

No debe condicionarnos tener un presupuesto ajustado, ya que hay muchos escritorios baratos que además son muy bonitos. Agregando alguna planta, luces o fotos de nuestros seres queridos, nuestra mesa de estudio puede ser un espacio muy agradable. 

No es recomendable sobrecargar el espacio de trabajo con mucha decoración. Es mejor elegir unos pocos objetos decorativos que nos gusten que llenar el espacio con distintas cosas. Muchos estímulos visuales podrían disminuir nuestra concentración. 

Si tenemos en cuenta que pequeñas cosas (como una planta o la fuente de luz) pueden convertir nuestras mesas para oficina en un lugar cálido y confortable, estamos en condiciones de comenzar a equipar nuestro espacio de trabajo.