Acapulco con cada vez menos turismo extranjero

La situación del turismo en Acapulco es caótica: en los últimos 17 años, vive su peor momento. Destino de americanos y canadienses que dejaban propinas en dólares durante mucho tiempo, en la actualidad ya no es más el lugar elegido por los extranjeros.

Acapulco subsiste merced al turismo nacional, particularmente del mercado de la zona metropolitana de la Ciudad de México.

Para el aeropuerto internacional de Acapulco, 2015 y 2016 significaron los peores años en materia de pasajeros internacionales atendidos, con 52 mil seiscientos y 54 mil personas de forma respectiva. Son las cantidades más bajas desde hace diecisiete años.

Ni tan siquiera a lo largo de la mayor crisis internacional que aquejó al planeta y a México particularmente, en 2009, la cantidad de pasajeros fue tan baja: entre enero y diciembre de 2009, el aeropuerto de Acapulco atendió a doscientos dos mil pasajeros internacionales, prácticamente 4 veces más que en 2016.

A lo largo del Tianguis Turístico México, que se efectuó en Acapulco recientemente, el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, manifestó que viajar en el país, a algún destino nacional, significa “hacer patria”. En otros foros de discusión, el funcionario ha señalado que en el momento en que un mexicano viaja en el país combate a la pobreza y produce desarrollo económico en las localidades turísticas.3