Tipos de préstamos ¿Cuáles puedo pedir?

Al momento de pedir ayudas económicas lo ideal es tener en claro qué tipos de préstamos existen para facilitar el proceso. Elegir una entidad confiable, conocer el precio de las cuotas y saber qué requisitos se necesitan son algunas de las pautas que debes saber si estás pensando en pedir préstamos.

Si bien es sencillo acceder a préstamos es importante hacer una selección de aquellos que se ajusten a tus necesidades. Los valores pueden variar al igual que el número de cuotas a la hora de la devolución y ni hablar si deseas obtener un monto mayor para comenzar una empresa.

Tipos de préstamos

Préstamos a fondo perdido

Los préstamos a fondo perdido son subvenciones que no suelen darse desde entidades bancarias y que, por el contrario, lo hacen los organismos gubernamentales con el fin de impulsar a las personas con ideales sólidos a que puedan concretar aquello que sueñan.

Este tipo de préstamos los pueden solicitar quienes deseen de iniciar una empresa propia y no cuenten con los fondos suficientes para hacerlo, lo que sucede de forma regular ya que emprender un negocio propio requiere de una gran inversión que no siempre está al alcance.

Lo más importante a la hora de averiguar sobre préstamos a fondo perdido es que el dinero prestado no debe ser devuelto obligatoriamente. Al ser un incentivo para promover el crecimiento de las pequeñas empresas, el objetivo principal del préstamo es que puedas concretar tus metas.

Créditos personales

En el caso de los créditos personales, el dinero debe ser devuelto en una fecha estimada que se pautará entre la entidad prestamista y la persona que lo solicite, mediante un contrato. La entidad otorgará el dinero de forma adelantada y a partir de ese día se generarán intereses que la persona deberá pagar junto con el monto total prestado.

Acceder a estos préstamos es sencillo ya que se puede hacer incluso desde internet sin necesidad de pactar un encuentro presencial. Por otro lado, no tienen grandes requisitos y muchas veces sólo es necesario rellenar un formulario con tus datos y el plazo establecido para la devolución.

Otro de los beneficios es que las entidades prestamistas no te harán dar explicaciones ni te pedirán saber el motivo por el que solicitaste el préstamo, lo que permitirá que pagues multas o hagas un viaje, incluso remodeles el hogar sólo con la condición de devolver el dinero a tiempo.

Créditos prendarios

Este crédito se da en los bancos y se trata de empeñar un objeto o mueble a cambio de su valor. El banco otorga lo que vale el mueble a quien solicite el crédito y ese mueble que, por ejemplo, puede ser un auto, queda a disposición de la entidad bancaria como garantía de la devolución del dinero.

Se aconseja solicitar estos créditos si te sientes seguro de que podrás devolver el dinero en tiempo y forma ya que el banco no dudará en quitarte la garantía si es que no cumples con los plazos establecidos.

Préstamos para estudiantes 

Este tipo de préstamos es específico para estudiantes que estén cursando la escuela o la universidad. Deberán simplemente llenar formularios y presentar documentación que avale sus estudios, se les otorgará dinero mensual para pagar los gastos de los materiales educativos, la universidad, la cuota escolar y el uniforme.

Préstamos para jubilados

Los créditos de esta índole pueden solicitarse tanto en entidades bancarias como en financieras. En ambos casos, el monto acordado se irá descontando mensualmente de la pensión de quien lo solicite, lo que evitará que el jubilado deba acercarse a pagar de manera presencial y cumpla con el pago correcto de las cuotas.