Viva Mexico

El turismo local en riesgo por la inflación y falta de seguridad

Se estima que disminuirá la cantidad de viajeros durante el corriente año debido al encarecimiento del combustible, de las cuotas de carreteras y la inseguridad.

Son 921 pesos lo que se debe gastar para ir de Ciudad de México a Acapulco en carro, incluyendo combustible y casetas. Ya para Veracruz y Huatulco son 1.300 y 1210 respectivamente. Esto significa un aumento del 27% en el último año.

Conforme los datos de la Sectur, en México hay doscientos veintisiete millones de viajes por turismo por año, de los que el cuarenta por ciento requieren noches de hotel y el otro sesenta por ciento corresponde a visitas a familiares o bien relativos, o sea, amistades conocidas.

“Este turismo masivo o bien popular es la base de la pirámide, dadas las condiciones económicas actuales en México aguardaría una reducción este año en esos viajes de entre cinco y seis por ciento, on line con la inflación”, apuntó Gerardo Herrera, académico de la Universidad Iberoamericana.

De materializarse esa expectativa, habría trece millones de viajantes menos en 2017 al interior del país, lo que es afín al número de personas que se mueven por aeroplano por mes en México.

El turismo nacional representa el 78,2 por ciento de todo el consumo turístico (gasto) conforme datos de la Cuenta Satélite de Turismo del año pasado, con lo que una reducción en el número de paseantes representaría para el país ciento quince mil cuatrocientos setenta y siete millones de pesos menos en derrama económica.

Evidentemente, por la inseguridad  y el aumento en los costos de transporte,  los turistas no anulan sus viajes, más bien cambian sus rutas y la cantidad de días de vacaciones. Cambian un fin de semana en Acapulco por algunos días en Huatulco o Zihuatanejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

one × 3 =